Único Guardavinos en Madrid

 

Las temperaturas extremas que sufre  Madrid no permiten un perfecto almacenamiento y conservación del vino. Las mayoría de las casas no reúnen las condiciones para que este almacenamiento sea mínimamente correcto y se imponía ofertar este servicio en la capital.

 

Además Starvinos, posee el único guardavinos de Madrid. Un bonito y rústico laberinto de pasillos donde los vinos duermen, a la temperatura y humedad necesarias, esperando la hora de su consumo. Los usuarios alquilan sus espacios para mantener los vinos en óptimas condiciones. Y funciona como una caja fuerte. Sólo el director de la compañía Julián Jiménez y la sumiller tienen acceso al recinto. En él se guardan auténticas joyas, botellas y vinos antiguos de colección, de añadas legendarias, reliquias enológicas de marcas emblemáticas y vinos adquiridos en bodegas que alcanzan su plena evolución en este carismático guardavinos en pleno centro de Madrid.

Un servicio que Starvinos/Popy Wine ofrece en exclusiva a todos los madrileños.